“Me siento feliz y contenta” “Cuando veo las fotos antiguas me doy cuenta del cambio radical” María Jesús R.

Siempre quise ponerme ortodoncia pero me desanimaba la idea de llevar brackets por fuera;  al trabajar  de cara al  publico me sentía insegura; así que iba pasando el tiempo y los dientes los tenía cada vez más montados.

Hasta que una amiga me hablo de la técnica Incognito, al vérselos a ella y comprobar que pasaban totalmente desapercibidos me animo por fin a realizarme el tratamiento de ortodoncia.

Al principio las incomodidades eran  significativas. Con el paso del tiempo me fui adaptando perfectamente a mis brackets y las incomodidades  del principio pasaron .

Al final del tratamiento me siento feliz y contenta, tengo los dientes alineados ya no están montados.

La diferencia es total, cuando veo las fotos antiguas es cuando me doy cuenta del cambio radical.

Maria Jesús R.