“Estoy más que satisfecha con Invisalign, de las mejores inversiones que he hecho” Marina H.

Estaba absolutamente convencida que no volvería a ponerme braquets, ni siquiera transparentes. Así que Andrea, mi doctora, me habló   de  la ortodoncia invisible.  Su principal ventaja era que al tratarse de una férula transparente, la gente apenas iba apreciar cambio alguno en tu boca.   No solo a la hora de hablar, sino también al sonreír.  Y fue así, como me decidí por el.

El hecho de haber llevado braquets años antes, me ha ayudado a convencerme de que, sin duda es un tratamiento ideal para alguien que no tenga mucho tiempo libre , y por supuesto pueda permitírselo económicamente.  Ello unido a que es, así mismo, un método mas higiénico que te permite fácilmente llevar una limpieza necesaria, y que en estos casos se requiere.  También, noté que a la hora de cambiar la férula, los dientes se mueven de una manera mas progresiva, lo cual lo hace mas llevadero.

En definitiva, estoy más que satisfecha con mi tratamiento de ortodoncia invisible.  Ahora solo me quedan unos pocos meses para finalizarlo y “disfrutar” de las mejores inversiones que he hecho.

 Marina H.