Archivo | Ortodoncia lingual

Suscríbete a este canal RSS

Ortodoncia lingual

La ortodoncia lingual es una técnica de ortodoncia invisible en la que los braquets se colocan en la cara interna de los dientes. La técnica que nosotros utilizamos de ortodoncia lingual es Incognito, de fabricación alemana.

Los braquets y los arcos son fabricados en oro de forma personalizado tras una toma de registros de la boca del paciente, bien mediante impresiones de silicona o mediante escáner digital.

La fabricación de los braquets y arcos  se realiza de forma informatizada y mediante programas de 3D y el uso de robots.

Esta fabricación individualizada  permite el menor volumen de bracket, lo que es muy importante para conseguir la comodidad que ofrece esta sistema al paciente.

La adaptación al aparato, según la experiencia de nuestros pacientes se realiza entre las dos y 4 primeras semanas. Existe una adaptación del habla y de la lengua al nuevo aparato que aunque sí hay que tener en cuenta, es menor que con cualquier otra técnica lingual y menor de lo que incluso los dentistas presuponen.

La gran ventaja de la ortodoncia lingual Incognito es  que no se ve y permite obtener unos resultados predecibles y precisos debido a su alta individualización. En este sentido es superior a  las técnicas tradicionales que usan braquets prefabricados sin individualizar en  cada paciente.

En algunos casos la técnica lingual será más efectiva que la tradicional, en otros casos serán los braquets por fuera los que consigan mejores resultados.

Invisalign es otra herramienta de tratamiento que  en nuestras consultas, por las ventajas que ofrece, cada vez sustituye más a los braquets ya sean linguales o vestibulares (por fuera).

Para poder llevar cualquier  técnica lingual es imprescindible tener una excelente higiene bucal para evitar inflamaciones de encías y para que los aparatos puedan funcionar correctamente.